¿Dónde podré encontrar fotos para mi campaña de marketing directo?

Unas buenas fotos son el adorno de toda campaña de marketing directo. Éstas se captan y perciben más rápido y mucho más intensamente que mero texto. ¿Pero dónde podré encontrar unas buenas fotos?

En las campañas de marketing directo, las fotos se usan principalmente en folletos y anexos a cartas publicitarias, pero también en las páginas web que hacen referencia a la campaña de marketing directo. Hay que distinguir entre fotos de producto y fotos que se utilizan para crear un ambiente positivo, por ejemplo fotos de clientes satisfechos o una foto de una simpática empleada de la empresa. En el caso de las fotos de producto existen tres opciones para conseguir fotos para una campaña de marketing directo:

  1. Para la propaganda por terceros, el fabricante del producto a presentar facilita fotos, especificaciones del producto y demás material de propaganda de sus productos. En este caso, lo mejor sería consultar con el fabricante del producto a presentar. Bajo ningún concepto se deberían usar fotos procedentes de la página web o del material de propaganda de este último para nuestra campaña publicitaria sin haberlo consultado previamente. Naturalmente esto vale tanto más para fotos de producto que otros comerciantes, por lo tanto nuestros competidores, hayan hecho, por ejemplo, para su tienda online.
  2. Hacemos nosotros mismos las fotos de producto que necesitamos. Pero esto requiere mucha práctica y un equipo adecuado, por ejemplo para poder iluminar correctamente el producto a fotografiar.
  3. Encargamos un fotógrafo profesional para sacar las fotos de producto. Claro está que ésta es la más cara de las tres opciones. Pero el resultado puede que justifique los gastos.

Para todas las demás fotos, como por ejemplo la foto de la simpática empleada anteriormente mencionada, podemos recurrir a colecciones de fotos en CD o DVD y a portales de Internet especializados en la venta de fotografías. Aquí podemos escoger por muy poco dinero de un gran número de fotos. En parte están hechas por aficionados más o menos buenos, pero también por fotógrafos profesionales que de esta manera se ganan un dinero extra. Algunos de los portales de fotos en Internet son los siguientes:

Es recomendable leer detalladamente las condiciones de licencia de estos proveedores antes de la compra para asegurarnos que las fotos se puedan usar para la finalidad que tenemos prevista.

Atención: Muchas veces las fotos digitales llevan una marca de agua digital difícil de reconocer a simple vista (= esteganografía), con ella es fácil de saber de donde procede una foto determinada. Y las violaciones de los derechos de autor pueden salir muy caras. En caso de duda es mejor consultar el autor de la foto antes de publicarla o invertir un par de euros en fotos para así estar seguros de no violar los derechos de autor.

Autor: Thomas Hainke