Marketing directo para artículos de primera necesidad

Los artículos de primera necesidad siempre los podremos vender a nuestros clientes a intervalos regulares. Si logramos determinar este intervalo, entonces podremos dirigirnos a nuestros clientes con una campaña de marketing directo justo en el momento que éste necesite realmente el producto a presentar.

Para determinar el momento perfecto para una campaña de marketing directo con clientes habituales existen diferentes opciones:

  • Si para el producto en cuestión se necesitan suministros de repuestos, como por ejemplo con los cepillos de dientes, o si se editan updates, como por ejemplo con los CDs con números de teléfono, entonces deberíamos tratar de venderlos mediante suscripción. Futuras campañas de marketing directo para este producto ya no serán necesarias, al menos en lo que se refiere a los clientes suscritos.
  • Si el momento para el suministro de repuestos depende del comportamiento del cliente, entonces podríamos naturalmente hacer pruebas nosotros mismos para así averiguar cuanto tiempo se necesita normalmente para que un producto determinado, como por ejemplo un champú, se gaste. Como tal valor estimado no entra en los detalles de cada cliente en concreto, puede que el momento calculado para el suministro de repuestos esté completamente equivocado. A lo mejor el cliente ha gastado el champú mucho antes y, si todo va mal, puede que por comodidad ya se lo haya comprado en otro sitio.
  • Es por ello que, en el caso de nuevos clientes, debemos enviar las circulares en un intervalo tan corto para que no le llegue demasiado tarde, incluso en hogares de familia numerosa donde el producto se gasta rápidamente. Una vez el cliente haya realizado varios pedidos, podremos calcular fácilmente por el tamaño de su pedido y el intervalo entre los diferentes pedidos cuanto tiempo se supone que le va durar el último suministro. Si en el momento justo le enviamos una circular con un pequeño incentivo, como por ejemplo el suministro sin gastos de envío, entonces tendremos muchas posibilidades de llegar a concluir la venta, porque el cliente tiene en este momento realmente una gran necesidad de nuestro producto presentado.

Autor: Thomas Hainke